Comprar libro Tu Dinero, Hoy y Mañana en Amazon

Irritante

Me irrita especialmente observar problemas sociales que podrían resolverse individualmente con solo un poco de voluntad. Me resulta por ejemplo insoportable pensar en tantas personas que desesperan buscando trabajo pero que se niegan a aceptar trabajar como comerciales. ¿Quién nos ha educado a pensar así? El parado tiene en sus manos un tesoro y no lo sabe. Su tiempo no tiene coste de oportunidad. Dado que no tiene nada mejor que hacer, puede malgastar ingentes cantidades de tiempo en conseguir una sola venta, en seducir y enamorar a un solo cliente. Puede permitirse el lujo de recibir tantos noes como sean necesarios antes de conseguir un si. No tiene posibles competidores.
Pero hay una especie de maldición inoculada en nuestras mentes por la cual nos aterroriza la sola idea de vender. No sabemos vender y ¿pretendemos vender nuestro trabajo a un posible empleador?
Piénsalo: VENDER NO ES CONVENCER A QUIEN NO NECESITA SINO ENCONTRAR A QUIEN NECESITA. Empieza a preguntar. Verás que divertido es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.